14 de junio, día Mundial del Donante de Sangre

Donantes esenciales

En un panorama tan difícil como el actual, existen personas solidarias que se preocupan por el otro, incluso, sin conocer a ese otro. Nos referimos específicamente a los donantes voluntarios, que al donar no sólo están brindando casi medio litro de su sangre, sino que en ese mismo acto están ofreciendo su corazón. 

Es para destacar que, a pesar del temor ante el nuevo virus y sus restricciones, muchos voluntarios se acercaron a donar desde el comienzo de la pandemia y continúan haciéndolo al confirmar los protocolos y cuidados establecidos en los servicios de salud. También, algunos de ellos colaboran en la organización de campañas de donación de sangre en clubes de barrio, sociedades de fomento y hasta gimnasios. Todos espacios que se encontraban sin actividad por la cuarentena pero que cálidamente ofrecen sus instalaciones para ayudar en un momento crítico.

Fue necesario, desde el comienzo de la pandemia, exceptuar a los donantes de sangre del aislamiento obligatorio, reconociendo su carácter de “esenciales”. Algo que presuponemos desde siempre pero que una pandemia vino a confirmar. 

Recordemos y honrémoslos: sin nuestros donantes esenciales los pacientes no podrían seguir con sus tratamientos y acceder a los cuidados que necesitan. 

¡Infinitas gracias!

Equipo de Fundación Hemocentro Buenos Aires

 

 

 

La elección de este día no es casual: el 14 de junio de 1868 nació en Viena Karl Landsteiner, patólogo y biólogo conocido por descubrir y tipificar los grupos sanguíneos ABO. Es así como todos los años se celebra la donación voluntaria de sangre, enmarcada dentro de temáticas especiales. Las de este año son  «La sangre segura salva vidas» y «Doná sangre para que el mundo sea un lugar más saludable».

Desde Fundación Hemocentro Buenos Aires queremos aprovechar este día para homenajear y dar las gracias a los donantes de sangre y alentar a quienes todavía no han donado a que lo hagan. A su vez, consideramos importante sensibilizar sobre la necesidad urgente de disponer de más sangre segura para utilizarla, donde y cuando sea necesario, con miras a salvar vidas. 

Para ello, queremos dar la máxima visibilidad posible a la donación de sangre voluntaria y habitual optando por utilizar el hashtag #cadenadedonantes invitando a los donantes que concurran durante esa semana a compartir su donación en las redes para que transmitan su experiencia instando a otros a hacerlo también. 

La idea es centrarse en la contribución que el donante puede realizar para mejorar la salud de los demás en la comunidad. Las donaciones de sangre voluntarias son necesarias en todo el mundo para que las personas puedan acceder a sangre y a productos sanguíneos seguros y de calidad garantizada, tanto en situaciones normales como de emergencia. 

 

La razón principal por la que las personas declaran no donar sangre es porque nadie se los ha pedido o porque les falta información. A pesar de todos los avances científicos y tecnológicos con los que contamos en la actualidad, la sangre no se puede fabricar. Por eso, la única manera de conseguirla es mediante la donación voluntaria de las personas solidarias. Además, la sangre tiene fecha de vencimiento, de ahí la importancia de que la donación sea un acto continuo pues unas grandes reservas de forma puntual no garantizan la cobertura de manera habitual.

Mediante la campaña, hacemos un llamamiento para que más personas salven vidas donando sangre periódicamente. Esa misma periodicidad en las donaciones es la que permite mejorar la calidad y seguridad de la sangre ya que el donante habitual no sólo es estudiado de manera más frecuente sino que también está más informado acerca de las conductas responsables que debe tener para no afectar al receptor de la sangre.

 

Destino de la sangre

La sangre segura es fundamental en los tratamientos y en las intervenciones urgentes. Permite aumentar la esperanza y la calidad de vida de los pacientes con enfermedades potencialmente mortales y llevar a cabo procedimientos médicos y quirúrgicos complejos. Asimismo, es fundamental para tratar a los heridos durante urgencias de todo tipo y cumple una función esencial en la atención materna y neonatal.

 

En el ámbito de la donación de sangre, la Fundación Hemocentro Buenos Aires es el primer Centro Regional de Hemoterapia nivel A de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Diseñado íntegramente para cumplir con las normativas dispuestas por la nueva Ley de Sangre, vigente desde el año 2007, y pionero en técnicas de Biología Molecular. Actualmente provee a diferentes sanatorios y clínicas de la Ciudad y organiza jornadas de donación de sangre por fuera de la institución con el objetivo de incrementar las donaciones voluntarias.

Desde la Fundación queremos agradecer a todos los donantes por su empatía y solidaridad, ya que son héroes y heroínas anónimos que salvan vidas todos los días.

 

Pueden obtener más información a través de la página web www.hemocentro.org, en FacebookInstagram  y Twitter.